FACTORES QUE INFLUYEN PARA QUE UNA ADOLESCENTE QUEDE EMBARAZADA

· La curiosidad: se quiere saber que se siente ¿cómo es?.
· Por accidente: sin estar planteado, el juego sexual puede concluir en una relación completa.
· Presiones de grupo: tanto los varones como las muchachas, pueden verse presionados a tener relaciones sexuales para no sentirse excluidos de su grupo de pares.
· Presión de los padres: en nuestra cultura el varón recibe muchas presiones de sus padres, en especial del papá, quien se angustia si su hijo no da muestra de haberse iniciado sexualmente, lo compromete a demostrar “cuan hombre es”.
· Necesidad de reconfirmación de sí mismo: en la búsqueda de su propia indemnidad necesita probarse y despejar dudas en cuanto a su capacidad de responder y provocar sexualmente.
· Fantasía de alcanzar la madurez y la adultez: muchos jóvenes tienen la creencia de que tener relaciones sexuales implica inmediatamente ser adulto y que por ende se logra respeto de los demás, ganando libertad e independencia.
· Necesidad de afecto: la idea de que el sexo y afecto siempre van juntos, provoca en el adolescente la ilusión de obtener afecto a través del ejercicio de la sexualidad.
· Sentimiento de soledad y baja Autoestima: el deseo de satisfacer necesidad de reconocimiento y adaptación grupal puede llevar a los adolescentes a iniciarse sexualmente, demostrando poco afecto hacia sí mismo (baja Autoestima) y poca capacidad de tomar decisiones.
· Como medio de agresión a los padres: el “meter la pata” puede ser una forma de dañar y castigar a los padres.
· Como medio de agresión hacia sí mismo: muchos jóvenes, en forma inconsciente, realizan actos que pueden ser lesivos a sí mismo, es decir, que pueden perjudicarles; así el ejercicio de la sexualidad puede convertise en uno de ellos.
· Conductas y actitudes propias del adolescente: los sentimientos de omnipotencia: “puede hacerlo porque eso no me va a pasar a mi” rechazo o cuestionamiento de normas establecidas, impulsividad dejando de lado las futuras consecuencias de sus acciones.
· Idealización o alta valoración de la maternidad: en sociedades como la nuestra, la maternidad es considerada como una forma de realización personal, principalmente en algunos sectores sociales y regiones del país. La adolescente ve cifradas su expectativas de idea en tener hijos, pues proporciona estatus dentro de su comunidad. Ello esta íntimamente relacionado con la fantasía de alcanzar la madurez y la adultez.
· Familia disfuncionales en su estructura y dinámica: situaciones de inestabilidad en el hogar, pueden limitar el pleno equilibrio, seguridad y desarrollo del adolescente sometiéndolo a un mayor riesgo de relaciones sexuales tempranas o un embarazo. Podemos mencionar como las mas significativas:
· Desarticulación, incongruencia o ausencia de roles (mujer, hombre, padre, madre, hijo etc.).
· Abandono de la figura significante (padre, madre, tío, abuelo, etc.).
· Promiscuidad por hacinamiento (incesto, violación).
· Presencia de un caso de embarazo precoz dentro del hogar (madre, hermana), como modelaje o factor que propicia cambios en la dinámica familiar.
· Inadecuada comunicación entre los adolescentes, y los adultos significantes (padres, maestros, etc.): esto propicia relaciones conflictivas y sentimientos de soledad que pueden impulsar al adolescente a refugiarse en la pareja o amigos.
· Medios de difusión masiva: el mensaje que se trasmite a través de ellos (cine, televisión, radio) a veces distorsionan y reducen la expresión de la sexualidad a manifestaciones cargadas de erotismo, violencia. Se propician actitudes, conductas y estilos de vida donde la responsabilidad, respeto, libertad y amor pierden su real valor en el contexto de las relaciones humanas.
· Escasa o distorsionada información y orientación en el área de la sexualidad: la existencia de prejuicios en nuestra cultura, propicia la negación de la sexualidad como expresión natural del ser humano. Esta condición, limita a muchos adultos a suministrar información adecuada y a tiempo a los jóvenes. En muchas ocasiones esto propicia a los adolescentes, la satisfacción de esta necesidad a través de otras vías que pueden ser poco sanas o inadecuadas.
· Desconocimiento del uso de los métodos anticonceptivos: muy relacionado con lo anterior, los jóvenes poco saben cuales métodos mas apropiados para cada persona, como se utilizan y cual es su margen de efectividad.
· Necesidades básicas insatisfechas: debido a presiones económicas la adolescente puede verse involucrada o impulsada a tener relaciones sexuales o quedar embarazada, basando en la pareja la resolución o superación de su precaria situación económica. Existen casos donde esta estimulada por la familia a buscar pareja de edad considerablemente mayor.
· Insuficiente servicio de atención integral al adolescente: los centros existentes en nuestro país pertenecen casi en su totalidad al sector privado y se hayan en el área metropolitana, siendo casi inaccesible a gran parte de los adolescentes. Ello limita la posibilidad de este a ser informado, orientado por especialistas en el área.
· Desarticulación y poca coherencia de políticas dirigidas a la atención integral y salud del adolescente: existen organismos gubernamentales y no gubernamentales que efectúan acciones coherentes y efectivas en esta área, pero hay poca integración entre ellos, lo que conlleva al desaprovechamiento de recursos, poca cobertura y poco impacto en la población adolescente.