MÉTODO ANTICONCEPTIVO

Un método anticonceptivo es cualquier forma de impedir la fecundación o concepción al mantener relaciones sexuales. También se llama contracepción o anticoncepción. Los métodos anticonceptivos son una forma de control de la natalidad.
La elección de un método anticonceptivo es una elección personal, en la que entran en consideración diversos factores que van desde las preferencias individuales o la historia médica, hasta los riesgos, ventajas y efectos secundarios de cada método.
La mayor parte de los métodos de control de natalidad son reversibles, es decir, cuando dejan de utilizarse, hombres y mujeres vuelven a ser fértiles. Por el contrario, los métodos quirúrgicos son, en muchos casos irreversibles, es decir, una vez que se recurren a ellos, mujeres y hombres no pueden ser padres de nuevo.


Aunque la anticoncepción se ha practicado desde hace mucho tiempo la, relativamente reciente, aparición de modernos agentes anticonceptivos que no sólo resultan más efectivos, sino también más cómodos de los antiguos, ha ampliado las posibilidades de elección de la pareja. La amplia gama de métodos permite disponer de un buen anticonceptivo para casi todas las personas que lo deseen.


Es preciso tener en cuenta los riesgos relativos y los beneficios de la utilización de los anticonceptivos están evaluados teniendo en cuenta que se trata de personas sanas. Por lo tanto es importante informarse sobre los grupos de riesgos para los cuales no está recomendado algún tipo de método anticonceptivo. Las técnicas varían en su grado de eficacia y seguridad y en la comodidad de su empleo.